Loading...

martes, 29 de diciembre de 2009

"Noche de Bush, Noche de Obama, todo es muerte en derredor..."



Por: Gervasio Artigas





Perdón por hacer uso de la tan conocida canción, que hasta sirvió, cuando las "guerras", a pesar de sus siempre instigadores, eran "humanas" y se abandonaban las trincheras por un momento, olvidando a quienes ordenaban su propia estúpida muerte, y sencillamente se unían mediante esa canción en una expresión de solidaridad y aunque en bandos diferentes que jamás entendían, se abrazaban como lo que eran, hermanos, con la única diferencia del idioma, pero con las mismas ilusiones.
Quienes estamos ocupando éste espacio-tiempo, en mala hora los mismos de "papa Bush", luego "el nene Bush" y ahora el Obama, archivaremos en nuestros "CPU", la horrible experiencia de haber compartido con estos nefastos personajes los años más sangrientos del siglo XX y éste que va "corriendo".
Por lo menos Hitler, desarrolló una teoría y de frente se jugó históricamente hablando, hasta su propia vida, teniendo los "cojones" de suicidarse al verse fracasado.
"Los Bush" y ahora el Obama, sin ningún reparo, están descubriendo a los pueblos, especialmente al de Nuestramérica, los verdaderos motivos de su maldita "democracia"... de la tan mentada "paz", que no es otra cosa que la "paz del sepulcro"...
Lo demostraron desde la conspiración que terminó separando a Panamá de Colombia, luego en todas las intervenciones directas e indirectas por la década de los 50.
La apertura de la "Escuela de las Américas", certifican las malditas intenciones del "Tío-Sam", la época de los gobiernos "gorilas", hasta implementar "El Plan Cóndor", acabando primero con la vida del Presidente Allende y los sueños del pueblo Chileno... ahora en forma más directa, mediante la presencia del pusilánime Uribe, ya han invadido Nuestramérica.
Literalmente estamos invadidos por el ejército más asesino del cual se tenga memoria (la Alemania Nazi es una chupeta al lado del ejército gringo)... de ahí que ayer, mientras en familia nos uníamos en el himno "Noche de Paz", n apareció en mi humilde CPU, esa nueva letra:"Noche de Bush, Noche de Obama, todo es muerte en derredor..."

miércoles, 23 de diciembre de 2009

VENEZUELA - Hicimos el ridículo con la fuga de Eligio Cedeño


Por: Alexis Arellano

La excarcelación de Eligio Cedeño por una jueza inmoral, deja en evidencia con que facilidad la oposición nos engaña y nos pone a perseguir trapos rojos que ocultan sus verdaderos planes.Es de miopes creer que el caso del mencionado delincuente, se reduce al soborno de una jueza ambiciosa y sin mucha moral.Esa fuga formó parte de un plan en el que participaron sectores económicamente poderosos y los medios de comunicación de la oposición.La permanencia de Eligio Cedeño en la cárcel era peligrosa para sus socios en algunos delitos. No estaba dispuesto, el reo, a pasar toda su juventud “encanado”, mientras que sus “colegas” disfrutaban de la buena vida. ¡O lo sacaban de la cárcel, o se iba de la lengua!En esta realidad está la explicación de porqué un hombre, al que muy poca gente conocía en el país; no hacía vida política pública y se encontraba detenido por un delito común (estafa a la nación) amaneció de repente convertido en preso político.El plan estuvo bien concebido y lo ayudó en su efectividad la inoperancia de nuestros servicios de inteligencia.En tres etapas fue concebido. La primera, construir un expediente mediático que dejara constancia de que el hoy prófugo era un preso político. La segunda, gestionar la fuga o excarcelación del reo. La tercera, conseguirle un asilo político con base en el expediente armado mediáticamente.Desde hace poco más de un año el plan venía en progreso, basta con escribir Eligio Cedeño en cualquier buscador de Internet para corroborarlo, pero es desde mediados de éste, que se aceleró el mismo. Es así como el 25 de julio de 2009, el periódico Francés Le Monde publica una denuncia, nada más y nada menos que de Antonio Ledezma y Pablo Pérez sobre “el desmantelamiento del estado de derecho en Venezuela”. En esa nota del diario se resalta la condición de perseguido político de nuestro personaje.En estos términos define la nota de Le Monde, al delincuente: "Eligio Cedeño es un afro-venezolano nacido en un barrio, un sitio humilde de Caracas. Ha hecho fortuna en el mundo de las finanzas gracias a su talento y tenacidad. Según sus abogados el Sr. Cedeño cayó en desgracia por haber apoyado materialmente a opositores visibles”. El 5 de septiembre de 2009 se realiza en Caracas una marcha en protesta por el supuesto uso del sistema judicial venezolano en contra de ciudadanos no afectos al gobierno y en ella, “por pura casualidad”, aparecen un grupo de ciudadanos portando unos cartelones (con muy buena calidad de impresión) con el rostro del casi desconocido Eligio Cedeño… se aceleraba el plan.La primera página del El Nacional del día siguiente, reseñó la marcha con una fotografía donde sólo se apreciaban los cartelones con el rostro del delincuente.Era tan descarada la acción del periódico al pretender transformar a un delincuente en perseguido político y de mostrar la marcha como una protesta a favor de Cedeño, que hasta un personaje de la catadura moral de Teodoro Petkoff se quejó (en privado); tal y como quedó demostrado en una grabación que hizo pública el periodista Alberto Nolia.Así llegamos al 27 de septiembre y con ello el momento de utilizar, una vez más, a los estudiantes.Con una impresionante cobertura mediática, treinta y dos jóvenes, probablemente convencidos de que luchaban por una causa justa, se declararon en huelga de hambre y simultáneamente con ellos, Eligio Cedeño.Con la acción se exigía la presencia de una misión de la OEA que constatase “las violaciones de los derechos humanos que sufren quienes, como Eligio, disienten del gobierno de Chávez”.La siguiente acción vendría del exterior. Con la precisión de un reloj suizo, los involucrados en el plan hacían su trabajo.Los socios de Eligio gestionaron la llamada “Lista de Praga” y el 15 de octubre de 2009, un grupo de ex (todos derechistas a ultranza) entre los que se encuentran Jorge Quiroga (ex presidente de Bolivia); Philip Dimitrov (ex primer ministro de Bulgaria); Eduard Kukan (ex ministro de Relaciones Exteriores de Eslovaquia) Francisco Bermúdez (ex ministro de la Defensa de Guatemala) y Jans Ruml (ex ministro de Interior de la República Checa) firmaron una carta pública exigiendo la libertad de treinta ocho presos políticos venezolanos, donde obviamente aparece Eligio Cedeño.Se acercaba el momento crucial y el 22 de noviembre un grupo de estudiantes iniciaron otra huelga de hambre, ahora frente a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) exigiendo la libertad de los presos políticos y, por supuesto, de Eligio Cedeño.El expediente estaba casi listo. Mientras tanto, los voceros del gobierno seguían perdidos, tratando de descalificar la huelga y asegurando que se trataba de una farsa, sin caer en cuenta que el objetivo era construir un expediente de preso político a un ladrón que tenía planes de pasar la navidad en libertad.

domingo, 13 de diciembre de 2009

A ACTIVAR LA MEMORIA…

¡ESTa RECETA ES UN BUEN EJEMPLO DE UNA RECOMENDACIÓN VENENOSA DE LAS QUE LE GUSTARIA APLICAR A CAPATAZES DE LUJO COMO LOS MACRETTIS, MIRTHETTIS, Y OTROS …ETTIS Y SIRVE PARA CONTRASTAR LA SUERTE QUE TIENE LA ARGENTINA DE TENER EN SU GOBIERNO GENTE CON IDEIAS PROPIAS Y BIEN CONSOLIDADAS!

ESCRITO DESPUÉS DE LA CRISIS DEL 2001-COMENTADO POR MARIA JOAO SOARES EL 16-03-2006

“Y sin embargo se mueve”

Por: Alberto Ades
NOTA:El autor es director de Estrategias para Mercados Emergentes de Goldman Sachs & Co.

La historia universal está colmada de eventos que podrían haber cambiado su curso. Su estudio es lo que los historiadores denominan el análisis de los contra-fácticos. ¿Qué habría sucedido si, por ejemplo, los persas hubieran salido victoriosos en la batalla de Salamina? ¿Qué si los aztecas hubieran vencido a Hernán Cortés e invadido España? ¿Cuál habría sido el desenlace de la Segunda Guerra Mundial si Hitler no hubiera atacado a la Unión Soviética en 1941, o si el desembarco aliado en Normandía hubiera fracasado? Desde la perspectiva de la hecatombe económica en la que se encuentra sometido el pueblo argentino algunas de las más recientes decisiones de política económica despertarán seguramente el interés de historiadores de las generaciones venideras. Tres ejemplos son el rechazo de la política de reducción del gasto público por parte de vastos sectores políticos, el incumplimiento de los compromisos de deuda asumidos por el Estado argentino, instigado por altos líderes del partido radical, y la devaluación de la moneda, apoyada por encumbrados dirigentes gremiales. ¡GRACIAS A DIOS!

Las consecuencias de tales políticas están a la vista.

El rechazo de una reducción ordenada del gasto público culminó, como consecuencia de la inflación, en una reducción varias veces superior en términos reales, y menos equitativa (porque afecta tanto a los que trabajan eficientemente como a los que no lo hacen, y tanto a los que cobran más de 500 pesos por mes como a los que no). El default de la deuda destruyó a los bancos, interrumpió el funcionamiento de los mercados, expropió los ahorros de los futuros jubilados y evaporó el crédito interno y externo. La flotación de la moneda, combinada con la pesificación forzada de activos y pasivos, generó suculentas transferencias de riqueza, pulverizó los ahorros de la clase media y destruyó el poder adquisitivo de los asalariados. ¿Qué tan distinto habría sido el desempeño de la economía argentina durante la primera década del siglo XXI -se preguntarán los historiadores del futuro- si su dirigencia hubiera actuado de manera diferente? Es doloroso concebir que los dirigentes que impulsaron tales políticas en 2001 pudieran haber deseado para la población el enorme costo que ellas acarrearon.

Concepciones perimidas

Más fácil resulta presumir que tales decisiones se fundaron en concepciones perimidas acerca del funcionamiento de las economías capitalistas y en una severa falta de realismo acerca del lugar, poco privilegiado, que le cabe a la Argentina en el mundo. Semejantes fallas son preocupantes porque, al margen de haber sentado las bases para el colapso, siguen fundando las políticas impulsadas por el gobierno de transición. Nos referimos, en particular, a la falta de realismo que trasunta la actitud del Gobierno hacia la reestructuración del sistema financiero, la reformulación de la relación fiscal entre el gobierno federal y las provincias y la apertura comercial.

Tres cosas son imposibles de imaginar en la Argentina de los próximos años.

Primero, que los argentinos vuelvan a confiar sus ahorros a la protección de la legislación y los tribunales nacionales. (¡SE EQUIVOCO!)
Segundo, que los contribuyentes vuelvan a confiar el manejo de sus recursos al agujero negro que hoy representan el Estado nacional y la mayoría de las administraciones provinciales. (¡SE EQUIVOCO!)
Tercero, que la recuperación del nivel de actividad la lideren la inversión y el consumo domésticos, considerando la excedencia de capacidad instalada, los altos niveles de desocupación y subocupación y la sustancial caída del salario real. (¡SE EQUIVOCO!)

Por lo tanto, un plan de gobierno que anhele la recuperación del nivel de
actividad requiere tres componentes fundamentales:

· Reestructurar el sistema financiero, no para resolver el problema de los depósitos atrapados en el corralito (vía nuevo plan Bonex o fogonazo inflacionario), sino para que retorne al menos una parte de los ahorros fugados durante 2001. ¡VENENO!
Esto demandará la redolarización del sistema, la creación de una banca transaccional con elevadísimos encajes y la "offshorización" del resto del sistema para que financie, al menos inicialmente, a las exportaciones.
¡VENENO!
Resistir esta realidad implica resignarse a la ausencia de crédito. ¡SÚPER VENENO!

· Alcanzar acuerdos fiscales con las provincias, no para satisfacer al FMI, sino para introducir una profunda reforma al régimen de coparticipación que alinee los incentivos de los que gastan con los que recaudan; una profunda revisión de los salarios públicos, que los alinee con los que se abonan por tareas similares en el sector privado, y una ambiciosa reforma de la política que mejore la representatividad de los elegidos y reduzca el costo de su manutención a las posibilidades de un país quebrado. ¡BANDIDAJE!

Resistir esta realidad implica resignarse a seguir viviendo sin Estado y arriesgar la salud de la democracia, que tanto le costó al pueblo recuperar. ¡GRACIAS A DIOS QUE KIRCHNER TIENE LA CAPACIDAD PARA PULVERIZAR CON HECHOS A ESTE TIPO DE ORÁCULOS!

· Abrir la economía al comercio internacional, sustituyendo las retenciones a las exportaciones por recortes al gasto público y reduciendo unilateralmente las barreras arancelarias y para-arancelarias.
Para salir, la Argentina necesita exportar, y para hacerlo, necesita abrirse al comercio internacional, independientemente de lo que hagan o decidan los Estados Unidos y la Unión Europea con sus políticas agrarias. ¡FALTO DECIR EXPLICITAMENTE, ENTREGUENOS EL PAIS SIN RESISTIR! ¡DESCERADOS PREDADORES!

Hacia el libre comercio

Simultáneamente, es indispensable iniciar con ellos negociaciones de libre comercio, cuyos beneficios, como lo demuestran los casos de México y Polonia, exceden largamente la potencial penetración de sus mercados con nuestros productos agropecuarios. ¡BASTA VER COMO ESTAN MÉXICO, CENTROAMERICA, POLONIA Y OTROS PAISES DEL LESTE PARA LAPIDAR CON ESTE TIPO DE RECETAS!

Esta negociación debe encararse con independencia de lo que decida el gobierno brasileño.
La Argentina debe mantener buenas relaciones comerciales y políticas con Brasil, pero no a costa de una muy necesaria liberalización comercial, como la impulsada con mayor convicción e inteligencia por nuestros vecinos chilenos. ¡RECETA PARA QUE NO SE JUNTEN LOS VECINOS! ¡BANDIDOS!

Ya no hay más lugar para la magia. Cuanto más demore nuestra dirigencia en adoptar con patriotismo y realismo tales reformas más demorará la economía argentina en retornar al crecimiento. ¡ESTA A LA VISTA... NO SE APLICO NADA DE ESTO Y ARGENTINA ESTA MEJOR QUE NUNCA! JA! JA! JA!

Si no las impulsa el gobierno de transición le cabrá la responsabilidad al que lo suceda, y si no, al próximo. ¡OJO! QUE TOVAVIA NO DESISTIERAN!

La Tierra gira alrededor del Sol, le guste o no le guste al Gran Inquisidor.

viernes, 11 de diciembre de 2009

"LOS DUEÑOS DE LA DEMOCRACIA" - (Realidad Argentina)



Un artículo De Jorge Rachid





En el concepto occidental de la democracia, basado en el ideario de los griegos que intentaron construirla y lograron trasmitir valores, el Gobierno del Pueblo se daba en el marco en el cual el pueblo era considerado sólo como aquellos afortunados poseedores de bienes y esclavos, que por supuesto se reunían en el Olimpo de los Dioses a discutir sus cosas terrenales durante su tiempo ocioso, o sea siempre, mientras los esclavos y los artesanos que, aunque emancipados, no eran considerados pueblo y debían seguir produciendo.
En nuestros días, algunos sectores que lograron una considerable concentración económica en el tiempo neoliberal se consideran dueños tutelares de la democracia, con derechos que nadie les otorgó, para regir los mecanismos del poder y condicionar el funcionamiento de las instituciones y el gobierno en su conjunto. En efecto, aquellos sectores industriales, financieros, agropecuarios, prebendarios de la patria contratista en cuanto gobierno hubo en la Argentina, tanto democrático como dictatorial, enarbolan tesis catastróficas sobre ítems tales como gasto público, inversión social, subsidios y otros tipos de teorías macroeconómicas que supuestamente pondrían en serio riesgo la Nación a futuro.
Porqué lo hacen sería la pregunta de rigor. Será porque la Argentina logró atravesar el tsunami económico-financiero mundial en las mejores condiciones, con daños importantes pero mínimos en su estructura económica, dando respuesta financiera a los vencimientos, manteniendo superávit mínimo pero superávit al fin, con balance positivo en el comercio exterior aún superando la peor sequía de la historia de los últimos 50 años. Quizás será porque todo se logró con la ayuda de los REPRO que impidieron los despidos de miles de trabajadores con políticas proactivas de conservación del empleo y de las industrias, y sinergizando toda la actividad productiva antes que achicando al Estado.
Sin embargo los que se creen dueños del poder embisten desde las editoriales y las cámaras sobre las instituciones, en la campaña más despiadada que se dio en nuestro país desde Yrigoyen a principios del siglo XX (se puede leer el diario "La Nación" en los días previos al golpe de junio del 30) y contra Perón en el 55. Los mismos argumentos falaces, las mismas diatribas, imitación de los chistes denigrantes e ironías sobre las personas, esmerilamiento del poder y envíos de memorándums a embajadas acreditadas en nuestro país denigrando al gobierno nacional. Tampoco callan clamando aplicación de doctrinas estrafalarias algunos conspicuos dirigentes empresariales, en momentos de mayor crecimiento del consumo y de la actividad productiva desde hace años, cuestionando las leyes votadas en el Parlamento, llamando a desconocerlas y en medio del griterío, plantean que hay cercenamiento de la libertad de opinión cuando cualquiera puede decir cualquier cosa y cuando los clamores de los tambores de guerra cruzan el Atlántico.
¿Es quizás el llamado "golpe blanco" tipo Honduras el que se está buscando desde sectores de poder de las corporaciones, con el nuevo mapa legislativo de atomización política, pero sensible al lobby en la oposición? Ningún político argentino de oposición y algunos del gobierno resisten dos tapas seguidas de algún matutino sin retroceder hasta pedir perdón. Se nota en los reportajes de los mismos oficialistas sin discursos, que toleran que los periodistas hagan comentarios descalificadores y juicios de valor sobre situaciones puntuales, sin acotar el reportaje y prestándose a ello con respuestas evasivas.
Estamos los argentinos en un problema, que sólo se dirime en la confrontación política entre dos modelos de país.
Un país donde el Estado exista y otro donde el Estado sea rehén de las corporaciones empresariales, bien sean industriales o ganaderas. *Entre un modelo social solidario, productivo y distributivo, o un modelo rentístico de acumulación de la riqueza y no distributivo de la riqueza.* Esa confrontación es escondida por los comunicadores adoctrinados, que defienden los privilegios de los sectores concentradores de riquezas con el mismo énfasis que claman por la pobreza y el desamparo, como si ambos no estuviesen íntimamente ligados entre los que evaden impuestos y miran para otro lado implorando más subsidios y los que necesitan para evadir la marginalidad a la que fueron arrojados por el capitalismo salvaje neoliberal desde el 76.
¿Alguien pensó en nuestro país que la ingeniería social producida por el genocidio social de los 90 no traería consecuencias nefastas sobre varias generaciones de argentinos? No vieron acaso como el vecino, el pariente o uno mismo era graciosamente arrojado al desamparo de la noche a la mañana, rompiendo los sueños y proyectos de vida de más de doce millones de argentinos? Acaso creyeron que los hijos de esos padres tirados a la banquina de la vida, iban a ser seres agradecidos y solidarios, cuando fueron condenados al día a día de la subsistencia, sin educación, sin salud, sin amparo social, mendigando y humillados por los argentinos que permanecimos adentro del sistema conservando nuestro trabajo?
Sin diagnóstico no hay tratamiento, desviación profesional de quien esto escribe, pero en lo social es igual y en lo político también. *Debemos saber dónde estamos parados para saber desde dónde miramos el mundo, la vida y las cosas*. Eso se llama ideología y es el motor de nuestras esperanzas más caras, también llamadas utopías y como decía el General Perón, cuando la Patria está en peligro, *lo que ningún argentino puede hacer es no estar en algún lado*.
Quienes crean que el golpe institucional, llamado eufemísticamente "golpe blanco", resuelve las situaciones que critican del gobierno nacional, que se interrogue qué intereses está defendiendo, que tenga conciencia de que volveremos a la flexibilización laboral, al endeudamiento, a la pérdida de la capacidad soberana de decisión política, a la entrega de los recursos y las empresas del Estado; al Estado ausente y el supremo mercado como regulador y ordenador de las relaciones sociales. Es una teoría darwiniana en lo social, donde sólo triunfan los más fuertes. Es el criterio que anida en la discriminación, la intolerancia social, la criminalización de la protesta y la invisibilidad de las mayorías populares.
El actual proceso político desde el gobierno tiene sin dudas también una serie de demandas pendientes, pero cada vez que se equivocó lo hizo *a favor de los intereses de los trabajadores, nunca en contra*. Sin dudas el tema de los recursos naturales es un debate abierto en lo estratégico y no resuelto, como los enclaves neoliberales financieros y aseguradores que van desde las ART hasta las tasas de interés. Que no se pudo aún proceder a la distribución más equitativa de la riqueza es cierto, pero que se avanzó es innegable, con más de 4 millones de puestos de trabajo, reservas superiores al mejor período de la convertibilidad y con menos deuda, con crecimiento a tasas chinas que aún no llegaron a la demanda social creciente, que serán temas a resolver en el marco de la democracia y dentro de ella el peronismo como factor cultural y político determinante, aunque no único.
América Latina está despertando en su conjunto. La UNASUR, el Banco del Sur, el sistema de defensa común, el fortalecimiento de los lazos interamericanos de los pueblos, el repudio unánime al golpe en Honduras y a las bases militares extranjeras en Colombia, demuestran un continente en actitud de soberanía y de unidad para enfrentar los desafíos de la hora. Negarlo sería ignorante y combatirlo es ser parte de los virreyes que saquearon nuestra historia y sometieron a nuestros pueblos originarios.
El futuro es hoy. De las actitudes que adoptemos dependerán los próximos años; los nuevos paradigmas se están escribiendo aunque a veces no se entienda la letra, aunque los procesos sean aluvionales y no científicos como desean algunos intelectuales. El campo nacional se está reconstruyendo, las desconfianzas deben dar paso a una nueva síntesis política, la fragmentación sólo le sirve al enemigo neoliberal escondido detrás de llamados estentóreos a los consensos sin destino, al congelamiento de situaciones de injusticia, a consolidar el daño realizado por décadas de infamia.
*Eso debe definirse: la Patria debe volver a ser justa, libre y soberana, con un pueblo feliz y hasta que eso no esté concretado, los peronistas no podremos dormir tranquilos con nuestra conciencia.*